Uno de los objetivos de 3D Collective es dar a conocer diferentes perfiles de nuestra industria, con nuestras entrevistas queremos traer diferentes perspectivas sobre la profesión, desde estudiantes hasta estudios de renombre o artistas reconocidos.

Hoy contamos con Alba del Castillo, la ganadora del concurso CG Architect en la categoría de animación de estudiante (Student film) con su pieza “Feeling Good” y tenemos la oportunidad de hablar con ella y preguntarle un poco más sobre su experiencia y sus planes de futuro.

1. Cuéntanos en breves palabras, quien eres y háblanos un poco sobre tu background profesional.

Me licencié como arquitecta en la Universidad de Granada, y aunque es una disciplina que me gusta, siempre me sentí atraída por todo lo relacionado con la imagen y el diseño. Cuando acabé la carrera me vine a Madrid, y empecé a trabajar para Luis Vidal y arquitectos, donde continuo formando parte del equipo, llevando el departamento de imagen del estudio.

2. ¿Por qué decidiste hacer 3D y cuáles fueron tus primeros pasos?

Desde que soy pequeña me apasionan las películas de animación, el 3D, el cine y dibujar. De todo el espectro de opciones que tenía para estudiar me decanté por la arquitectura, ya que hay algo de diseño y a la vez técnico en ella. Aun así mi segunda opción siempre fue Bellas Artes. Nunca dejé de sentir una extraña atracción y curiosidad por el lenguaje audiovisual, así que finalmente decidí estudiar el Máster de Visualización Arquitectónica con Eduardo Rodríguez,  quien para mí ha sido una pieza clave en esta nueva etapa.

3. ¿Cuáles son tus referencias dentro y fuera de la industria de la comunicación arquitectónica?

Me gusta mucho el cine, la publicidad como ejemplo de historias breves que funcionan, los efectos visuales y la ciencia ficción. La música también es un elemento clave en mi proceso de trabajo. Cuando escucho una canción van viniendo imágenes a mi cabeza y así comienzo a imaginar historias, composiciones, etc.

Dentro de la industria me gusta mucho el estilo de MIR porque es muy personal y sus imágenes son muy evocadoras. Alex Roman también ha sido un referente para mí, y para muchos claro está, porque su trabajo es el que me animó a hacer el proyecto personal que luego resultó siendo ‘Feeling good’. También me gusta mucho MiraRuido, el seudónimo del ilustrador vasco Joseba Elorza. Y Simon Stalenhag, por la temática de sus ilustraciones.

4. ¿Cuál fue tu motivación para hacer el proyecto “Feeling good”?

Tenía ganas de hacer un proyecto personal, dedicarle tiempo y cariño. Así que cuando tuvimos que hacer el proyecto final de Máster quise dedicar todo el tiempo necesario hasta construir una historia con la que conectase, que significara algo para mí. Me alegro mucho de haberlo hecho y terminado, que no es fácil cuando lo tienes que compaginar con el día a día en un trabajo, porque he obtenido muchas satisfacciones del proceso, y sobre todo he aprendido mucho.

5. ¿Vimos que ganaste el CG Architect Film Student Award por “Feeling good”, cuéntanos cual fue tu experiencia al participar en este evento?

Fue una gran experiencia. La D2 Conference de Viena ha sido todo un descubrimiento para mí. Poder conocer a gente de todo el mundo relacionado con este sector, sus trabajos y su visión, me ha parecido muy enriquecedor. Para alguien como yo, que casi acaba de empezar, es una toma de contacto con el mundo del ArchViz. Conoces a gente muy diversa: gente que empieza como tú, gente que lleva ya tiempo, o grandes empresas reconocidas. Además las charlas que hay a lo largo de los dos días son muy interesantes.

6. ¿Nos puedes hablar sobre “Feeling good” y sobre que atmósfera y emociones que quisiste transmitir?

Lo que me ayudó a inspirarme fue la música. Lo primero que escogí fue esta maravillosa canción de Nina Simone. Con la melodía me imaginaba una historia, un contexto, la atmósfera del escenario protagonista. Me imaginaba un espacio abandonado, en un contexto de soledad, de calor, de polvo… En el que de repente ocurría algo, algo que rompía y que hablaba de la libertad. Supongo que mi pasión por la ciencia ficción también ha influido en la historia jeje.

7. ¿Vas a seguir trabajando en proyectos personales?

Si, esa es mi intención. De hecho ya tengo nuevas ideas que me gustaría ir desarrollando en los próximos meses. No me gustaría dejar de hacerlos porque disfruto muchísimo en el proceso.

8. ¿Hasta el momento, cual ha sido tu mayor reto en todo este proceso?

Para mí lo más difícil ha sido poder sacar tiempo para poder aplicar todo lo aprendido en clase. Tienes que compaginar tu vida personal, familiar y laboral para llevar todo a la vez. Ahora que no tengo clase tengo el mismo reto para realizar los proyectos personales. Creo que son importantes para mantener la mente activa y conectada con tus ideas.

9. ¿Cuáles son tus próximos pasos?

Como comentaba antes, me gustaría seguir desarrollando proyectos personales. También quiero seguir estudiando y aprendiendo técnicas, conceptos, herramientas, etc. Me gusta mucho ‘renovar’ conocimiento y aprender. Siempre estoy buscando cosas nuevas que me mantengan activa. De hecho en unas semanas voy a empezar un curso de matte painting del que seguro que aprenderé muchísimo.

10. ¿Qué le dirías a alguien que está comenzando en la profesión de comunicación arquitectónica, tienes algún consejo?

Bueno, no sé si un consejo como tal, pero si me preguntara alguien que tiene dudas acerca de la profesión le diría que siga su intuición y pasión. Para mí esto es vocacional y si además puedes vivir de ello pues eso ya es un éxito. Creo que para poder hacer un buen trabajo/proyecto hace falta dedicarle tiempo y cariño, ir al detalle y a veces armarse de paciencia. Por eso creo que hay que tener pasión por lo que se hace, y por supuesto no dejar nunca de aprender.

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR
Aviso de cookies