Hoy inauguramos una nueva sección de entrevistas en 3D Collective: “En el estudio con…”. La idea es poder conocer perfiles de profesionales activos dentro de la industria de la comunicación arquitectónica tanto en España como a nivel internacional.

Ha sido un gran placer comenzar con Lemons Bucket, un estudio de comunicación arquitectónica con sede en Madrid, fundado por Karina Ponce, Pablo López y Daniel Herreras que destaca por la calidad de su trabajo y la pasión de sus integrantes por nuestra profesión. Esta entrevista es la síntesis de una agradable charla que tuvimos con los 3 fundadores en su estudio.

Creo que son este tipo de conversaciones las que ayudan a crear un espacio de colaboración, donde podamos compartir conocimiento y experiencia.

Espero que os resulte interesante la lectura.

 

 

1.  ¿Quiénes son Lemons Bucket, como surge el estudio?

Lemons Bucket somos Pablo López (arquitecto), Daniel Herreras (diseñador audiovisual) y Karina Ponce (arquitecta). Nos conocimos en un Máster de Info Arquitectura.

El mismo día que acabamos las clases, mientras nos tomábamos unas cañas, decidimos montarnos nuestro propio estudio. Al principio se apuntó media clase a esta aventura (¡empezamos siendo 9!) Durante el primer año fuimos conociendo un poco mejor la realidad y también nos fuimos conociendo mejor entre nosotros. La verdad es que siempre fue evidente que los 3 teníamos la misma idea de Lemons en la cabeza y que formábamos un gran equipo. Al final, aunque el resto de compañeros fueron abandonando el proyecto, nosotros repensamos el concepto de estudio que queríamos ser y decidimos seguir juntos. Entonces fue cuando realmente surgió Lemons Bucket.

 

 

2. ¿Nos contáis algo de vuestros perfiles individuales y de cómo os complementáis en la estructura actual?

La verdad es que somos muy distintos, de hecho, durante el máster que estudiamos, no hablamos mucho entre nosotros.

Gracias al haber trabajado en equipo, comprobamos que realmente lo de ser tan diferentes era una ventaja para el estudio. Hemos aprendido la profesión en la misma clase y hemos seguido creciendo profesionalmente a la vez, por lo tanto, para nosotros lo natural es trabajar juntos, nunca lo hemos hecho separados.

Pablo es una persona muy disciplinada, meticulosa y perfeccionista, en cierta forma se nota la influencia del Colegio Alemán donde estudió toda su infancia. Además de su perfil CG, dado su interés por la informática y en general todo lo tecnológico, es la persona de “I+D” de Lemons, investiga nuevos programas, plugins, etc. Sin él, Lemons se perdería un montón de avances técnicos que nos permiten ser mucho más competitivos.

Dani, al tener un recorrido académico distinto, piensa diferente, suele aportar soluciones creativas a los problemas que surgen, enriqueciendo así los resultados. Tiene bagaje en el mundo audiovisual y eso se nota en la forma que coloca una cámara o en la post-producción, aporta el punto más artístico a las imágenes. Además de su trabajo CG, también es el encargado de controlar los gastos e ingresos, es el que da las buenas noticias trimestrales o los tirones de oreja.

Karina siempre busca la delicadeza, la armonía y el gusto en las imágenes. Por otro lado, en el perfil empresarial, Karina es el núcleo duro de nuestra empresa dando siempre un punto de vista más crítico y aportando ideas para hacer crecer nuestro estudio. Es la que da la voz de alarma cuando sin querer, nos alejamos de lo que queremos ser.

 

3. ¿Qué caracteriza el trabajo de Lemons Bucket?

 Es difícil decir lo que nos caracteriza desde un punto de vista objetivo, es como cuando a uno le piden que se describa, probablemente la imagen que tenemos sobre nosotros mismos está distorsionada y no se ajusta tanto a la realidad como pensamos. Casi siempre acierta más en la descripción una persona cercana. Pero os decimos lo que intentamos a diario que sea Lemons Bucket:

Nuestra ambición es crecer cada día en calidad. Creemos que esto sólo se puede conseguir cuidando dos factores: el cliente y el equipo. Además creemos que la clave está en dos puntos concretos: La comunicación con los clientes y la felicidad del equipo. O sea, si el cliente tiene clara la información que te tiene que aportar, los tiempos de cada fase de proyecto y la organización, al final todo va a ir mucho más rodado y es mucho más fácil que la imagen sea un éxito. Obviamente no es un proceso hermético, intentamos ser flexibles con las circunstancias de cada proyecto y poner las cosas muy fáciles a los clientes, pero dentro de un orden.

Por otro lado, si las personas que formamos el equipo, estamos trabajando relajados y disfrutando de lo que nos gusta hacer, las probabilidades de éxito se disparan. Intentamos facilitar la conciliación familiar, permitimos el tele-trabajo si es necesario, flexibilidad de horarios, valoramos el esfuerzo, el compromiso y los buenos resultados más allá de las horas frente al ordenador. Intentamos crear un ambiente de trabajo bueno que nos permita conseguir buenos resultados. Esto además tiene como meta que la gente talentosa quiera unirse a nuestro equipo, queremos que los mejores trabajen aquí, jejeje.

 

 

4. ¿Cómo afrontáis un nuevo proyecto, cual es vuestro workflow?

Normalmente el cliente se pone en contacto con nosotros y nos comenta lo que necesita. Con esta información nosotros decidimos qué miembro del equipo va a coordinar el proyecto y va a llevar la relación con el cliente. Hacemos un presupuesto y un calendario de proyecto, se los mandamos al cliente junto a un contrato.

Si al cliente le parece bien, empezamos con el proyecto en la fecha acordada y tras haber recibido toda la documentación demandada, entre ella, además de la información más técnica, pedimos información de ambiente y referencias.En casi todos los casos el cliente nos envía entre la información el proyecto modelado, pero si no es así, ese el comienzo, modelar.

Lo siguiente sería las pruebas de cámara y pre- iluminación, se le envía al cliente varias propuestas (obviamente teniendo en cuenta el punto de vista propuesto por ellos con anterioridad), en este momento se tiene que cerrar el punto de vista y la iluminación (a grandes rasgos, es decir: día, noche, atardecer…). A partir de aquí empieza el grueso del proyecto: iluminar y texturizar. Esta parte suele ser la más larga. Una vez se tiene se hace una post-producción y se le envía al cliente. Esperamos el feedback, en este punto se puede cambiar todo menos el punto de vista.

Una vez nos llegan todos los comentarios del cliente, se incorporan al proyecto y se renderizan a calidad final. Se les hace la post-producción y se vuelve a mandar al cliente. En este punto se puede cambiar ya sólo los elementos de post-producción.

Cuando recibimos los últimos comentarios, los incorporamos a la post-producción y ya hacemos la entrega final de la imagen.

 

5. ¿Qué recomendáis a personas que están pensando en establecerse como freelance o en montar un estudio?

Que tengan muchísima paciencia, no queremos desalentar, pero esto no es fácil y todo lleva su tiempo. Recomendaríamos aprovechar la ilusión del principio para hacer cosas bastante tediosas como el famoso Estudio de Viabilidad. Suena a tópico, pero es que es obligado. Nosotros no lo hicimos al principio y ¡fue un desastre!

Que dediquen el tiempo necesario a captar clientes, realizar los papeleos administrativos para tener todo en regla, tiempo para el marketing, etc. Al final hay que entender que cuando te montas un negocio, tu trabajo no es únicamente la parte técnica, no se puede descuidar el resto de temas, porque al final puedes ofrecer las mejores imágenes del mundo, pero si nadie lo sabe…

Nosotros a toro pasado, sabemos que es primordial trazar un plan de futuro, marcar objetivos y tomar decisiones. Parece muy obvio, pero que te arrastre el día a día hacia un punto donde no quieres estar no es nada raro. Al final tendemos a decir que sí a todos los proyectos y clientes sin valorar si realmente estos nos están aportando lo que queremos o si nos llevan en la dirección de negocio que queremos.

Creemos que siempre hay que plantearse cosas como por ejemplo: ¿ese cliente que tienes, es el que quieres? Y si no ¿te va a ayudar a conseguir otros mejores? o al menos, para los menos ambiciosos ¿me está pagando lo que estoy trabajando? Jejeje. Está claro que todos queremos cobrar lo que vale nuestro trabajo, pero ante un cliente que no valora tu producto, que no paga lo que vale… ¿sabemos decir que NO?

 

 

6. ¿Algún hito o anécdota que marcara una etapa importante de vuestra trayectoria?.

Hay varios momentos que marcaron la trayectoria de Lemons Bucket, pero creemos que el más importante a destacar sería el día en el que decidimos hacer un filtro exhaustivo en la aceptación/captación de clientes.

Queríamos dar un paso hacia delante y creemos en la importancia de colaborar con estudios que valoran y entienden el proceso de creación de imágenes. Sabíamos que era una decisión difícil, ya que esto significaría perder a antiguos clientes con gran volumen de trabajo, un salto al vacío que no nos aseguraba un continuo flujo de trabajo como hasta entonces.

A día de hoy podemos decir que ha merecido la pena esta decisión, aun siendo más complicado de encontrar a este perfil de clientes, los beneficios son innumerables: facilidad de entendimiento, un workflow mucho más fluido, etc. Todo esto se transforma en una mayor calidad de trabajo en menos tiempo y un incremento de la calidad de vida considerable.

 

 

7. ¿Si fuerais a contratar a un nuevo miembro, que buscarían en su perfil? 

 Pues la verdad es que la parte técnica es importante, pero es mucho más importante el ojo. Al final la técnica se perfecciona, es mucho más fácil de aprender. Pero el ojo que te dice cuando una cosa funciona estéticamente o cuando no, eso es mucho más difícil de enseñar, esto lo priorizamos. Obviamente, luego tiene que tener cierto nivel en los programas que usamos.

A nivel personal debe ser una persona que encaje en el grupo y pueda formar parte de él de forma natural y relajada. Que le guste su trabajo y que se comprometa a aportar el máximo en cada proyecto, que considere el éxito del equipo un éxito propio.

 

8. ¿Cómo veis la industria de la comunicación arquitectónica en España y a nivel internacional?

Pues la verdad es que el mercado en España está bastante mal.

Por un lado, no hay cultura de imágenes de calidad. En España, las imágenes siempre han sido trabajo de becario. No se valoran como en el resto de Europa o USA. Los clientes, no están dispuestos a pagar lo que vale una imagen de calidad.

Por otro lado, en todo lo relacionado con la arquitectura siempre ha habido unos malos hábitos laborales. Trabajar hasta muy tarde, festivos, fines de semana. Es curioso cómo hemos tenido que explicar a muchos clientes españoles que nosotros no trabajamos los fines de semana… ¡y menos gratis! La gente se sorprendía al principio, jejeje. En el resto de países con los que trabajamos no tenemos que explicarlo, ¡se da por hecho!

El mercado aquí también está roto por los mismos profesionales del sector. Mucha gente está cobrando por debajo de lo que cuesta. Suponemos que si no pagas licencias de programas y tienes una situación personal con pocos compromisos (sin alquileres, sin hijos, etc.) uno se puede permitir el lujo de cobrar por su trabajo menos de lo que vale hacerlo.

Con todo esto, lo cierto es que a nosotros muy pocas veces nos compensa trabajar para clientes españoles pero algunos hay, ¡los cuidamos mucho!

En el resto de Europa y USA, la situación es bastante mejor. Los clientes tienen mucha experiencia en contratación de imágenes, van al grano, saben lo que quieren, respetan tu trabajo y tus horarios y saben que lo que haces se tiene que pagar.

 

 

9. ¿Con los cambios, cada vez mas rápidos, que afectan a nuestra industria, cómo veis el futuro de la profesión?

 Creemos que la tendencia es facilitar cada vez más la técnica, por lo que vemos probable que esta profesión sea absorbida por los propios arquitectos. Pero no creemos que sea el fin de la profesión como mucha gente pronostica. Creemos que somos necesarios y que las imágenes de calidad van a seguir existiendo.

Vemos el futuro de la profesión en manos de arquitectos especializados en imágenes, como los hay especializados en estructuras (a pesar de existir programas que calculan estructuras).

A lo que nos referimos es que las imágenes de calidad no surgen de dominar los programas, sino de la capacidad de hacer transmitir a través de las imágenes. Por lo tanto, por mucho que avance la técnica, esta nunca va a añadir emoción a una visualización, para eso hacemos falta nosotros.

 

10. ¿A quienes admiráis, quienes son vuestras referencias?

Vamos a ser muy poco originales: MIR, jejeje. A nosotros nos encanta como logran la naturalidad en las imágenes, es algo complicadísimo. Soñamos con alcanzar esa calidad algún día.

También nos encanta B&TB, las composiciones, el juego de luces, integraciones…parece sencillo pero no es nada fácil, son unos auténticos artesanos de nuestra profesión. Además son de bien cerca, la verdad es que a nivel nacional consideramos que hay muchísimo talento, es curioso si lo comparamos con la precariedad del mercado ArchViz en España.

Otra persona que ha marcado mucho nuestra trayectoria es Eduardo Rodríguez (BIMVIZ), él fue la persona que nos enseñó la profesión, la verdad es que para nosotros es un referente.

 

 

11. ¿Tenéis alguna herramienta, programa, o app que os resulte imprescindible para llevar a cabo vuestro trabajo?

 ¡3D Studio Max sin dudarlo!. Puedes probar varios motores de render (vray, maxwell, corona,…) pero para modelar, el 3D Studio Max es nuestra herramienta base, de la cual no podemos prescindir.

También vimos la luz al descubrir el Forest Pack, el scattering plugin de Itoo Software, con el que creamos toda la vegetación de nuestras escenas, otro imprescindible.

Con picos de trabajo usamos Rebusfarm como granja de render, la cual nos ha sacado de apuros en algún momento dado.

En el ámbito del marketing, las redes sociales como Facebook, Behance o Linkedin nos han sido de gran ayuda para darnos a conocer a nuevos estudios.

 

12. ¿Algún mensaje o llamamiento que os gustaría compartir con la comunidad?

Que hay que hacer piña para que la gente entienda mejor nuestra profesión. Tenemos que respetarnos entre nosotros para poder recuperar el mercado español y que sea mucho más fácil dedicarse a esto en este país.

 

 

Para contacto y ver más trabajo de Lemons Bucket, visitar su página web, http://www.lemonsbucket.com

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR
Aviso de cookies